Claves para el éxito

Cantidad de trufa

Una trufa de 30gramos es suficiente para que dos comensales puedan disfrutarla en distintas elaboraciones.

Una de las tendencias desacertadas es la de usar muy poca trufa en las raciones. Este hecho hace muy difícil que se pueda apreciar su aroma y sabor y puede llevar a la decepción, sobre todo para aquellos que la prueban por primera vez.

Cantidad recomendada: 15 gramos por persona

Preparación

No hace falta cocinar la trufa para conseguir disfrutarla como se merece. La mayor parte de las degustaciones son con trufa fresca para percibir por completo su potente aroma y sabor único. Con el calor residual del plato es suficiente, nunca deberemos de cocerla ni sobrepasar los 40ºC ya que perderíamos todo su aroma (dejemos las técnicas más complejas para el gremio profesional). Por eso lo más correcto y eficaz es añadirla en el último momento, en el emplatado.

La trufa potencia y armoniza con la mayor parte de los alimentos y por excelencia con: ensaladas, arroces y pastas, carnes, pescados y huevos, derivados lácteos y mantecas y aceites.

Tipo de corte: rallada o laminada

La ralladura de trufa permite cubrir mayor superficie del plato lo que ayuda a desprender totalmente su aroma. En cambio, con la lámina conseguimos un efecto más visual además de probar más intensamente su sabor. Existen mandolinas específicas para conseguir finísimas láminas de trufa sin desperdiciar ni un gramo.