Tuber melanosporum

La trufa negra de invierno, truffe de Perigord (francés) o tartuffo nero (italiano) es el fruto del hongo Tuber melanosporum.  Es mundialmente conocida como el “Diamante negro de la cocina” por su exclusividad y exquisitez.  Se distingue por tener una superficie verrugosa y negra y ser oscura con nerviaciones blancas en interior.

Su recolección en España tiene lugar de diciembre a marzo. 

Posee un aroma penetrante, único e incomparable que le otorga la capacidad de potenciar otros alimentos.

La trufa es un aromatizante natural, bajo en calorías, muy digestivo, antioxidante y con gran poder afrodisíaco. 

 

Tuber aestivum

La trufa negra de verano, truffe d’éte (francés) o scorzone (italiano) es el fruto del hongo Tuber aestivum. Su gran capacidad de adaptación permite que sea una trufa más accesible, pero al mismo tiempo, singular según dónde la encontremos. Se distingue por alcanzar una coloración interna avellana con nerviaciones blancas.

Su recolección en España tiene lugar de mayo a julio.

Posee un aroma suave y dulce con notas a bosque, setas y frutos secos, una armonía única.

La trufa es un aromatizante natural, bajo en calorías, muy digestivo, antioxidante y con gran poder afrodisíaco.